The text below is selected, press Ctrl+C to copy to your clipboard. (⌘+C on Mac) No line numbers will be copied.
Guest

Descargar Coffee, Sex and Law...


By Guest on 1st January 2019 02:00:16 PM | Syntax: TEXT | Views: 1



New paste | Download | Show/Hide line no. | Copy text to clipboard
  1. Descargar Coffee, Sex and Law – Enemigos ó amantes Libro Gratis (PDF, ePub, MOBI) - Avril Rose
  2. Coffee, Sex and Law – Enemigos ó amantes resumen : ¿Enemigos ó amantes? Liam, joven abogado prometedor, es alérgico al amor. Siempre entre dos planos, y devastado por un oscuro secreto, definitivamente ha hecho una cruz sobre los sentimientos, ¡y le sienta muy bien! Pero cuando cruza el camino de Zoé, todas sus certezas vuelan en pedazos. Zoé es lo opuesto a sus habituales conquistas: natural, divertida, impetuosa… ¡ y la llegada de un hombre en su vida no está en el programa! ***  Contemplo sus manos finas agitándose sobre mi torso y me dejo embriagar por el perfume que se escapa de su nuca para subir hasta mí. – Estoy muy apenada – persiste, ahora frotando enérgicamente la tela con un aire de concentración, secándose de vez en cuando la frente con el antebrazo.  Me está arruinando la camisa de marca. En lugar de comentárselo, analizo cada uno de sus gestos. La sorprendo varias veces mordiéndose la yema del pulgar. Un tic que deja ver su nerviosismo. – Obviamente le pagaré la tintorería. Y después, le regalaré un café diario durante una semana.  No respondo nada.  Resisto la tentación de hundir mi mano en su cabello largo y sedoso. Me parece muy bella; en su fragilidad, en su incomodidad, en su simplicidad. – ¿Un mes? – propone, visiblemente preocupada por mi silencio. – Está bien por el café. Una semana bastará – la tranquilizo. – De la tintorería me ocupo yo. No se preocupe por mi ropa. Esto puede pasarle a cualquiera. Entonces se detiene, me mira y me sonríe, aliviada por mi reacción pacífica. – Creo que su camisa está arruinada – anuncia, esta vez mordisqueándose el labio inferior. – ¡Sí, creo que efectivamente así es! – asiento riendo.  Me quedo mudo cuando decide atacar mi pantalón, colocándose frente a mi entrepierna.  ¿Es una broma? ¡Creí que ese tipo de cosas solo sucedía en las películas! Solo que esta posición no tiene nada de divertido. Al contrario. La presión que ejerce en mi entrepierna despierta todo...
  3.  



  • Recent Pastes